Un puente a la salud 2.0

Un Puente a tu Salud 2.0 Un Puente a tu Salud 2.0

“Un Puente a tu Salud 2.0” es el título bajo el que se desarrolla la experiencia innovadora de la Asociación “Puente de los Santos”. Con una duración de cuatro años (2010 – 2013), su ámbito de actuación abarca los municipios de Castropol (Asturias) y Ribadeo (Lugo).

El objetivo es crear una implicación entre sectores económicos y Administraciones Públicas a través de la cesión de terrenos públicos para el cultivo de arándanos y pequeños frutos del bosque. Se busca crear nuevas oportunidades de negocio, generar empleos, complementar las rentas del medio rural y, en definitiva, incrementar su calidad de vida en estas zonas.

El territorio de los municipios de Castropol y Ribadeo se caracteriza por su riqueza y diversidad medioambiental. Al igual que en otros territorios rurales, el cese de la actividad agraria en un elevado número de explotaciones ganaderas sin relevo generacional supone el abandono paulatino de los cultivos tradicionales. Dado que la agricultura y la ganadería son los sectores que tradicionalmente han empleado a la mayor parte de la población en nuestras zonas rurales, resulta indispensable provocar la diversificación económica de la renta agraria, para evitar el abandono y el deterioro del medio rural.

En pro de dicha diversificación, la Asociación “Puente de los Santos” plantea el cultivo de pequeños frutos del bosque, como arándanos, frambuesas, moras y grosellas, por ser estos últimos autóctonos de la zona. Se trata de valorizar los productos del territorio como seña de identidad de la Reserva de la Biosfera Río Eo, Oscos y Terras de Burón, que incluye a los municipios del proyecto, constituyendo un referente de salud, tranquilidad y paz.

En este sentido, “Un Puente a tu Salud 2.0” se desarrolla conforme a cuatro objetivos específicos con los que, tras su consecución,  se asegurará la iniciativa privada y la recuperación de espacios degradados en el territorio. El primero de estos objetivos consiste en asegurar canales de comercialización del producto a nivel internacional, dada la creciente demanda existente de arándanos y pequeños frutos del bosque.

Crear una marca de producto procedente de la Reserva de la Biosfera del Río Eo, Oscos y Terras de Burón es el segundo de los objetivos. Esta marca pretende aportar la imagen de producto saludable cultivado en el marco del desarrollo sostenible con proyección local, comarcal e internacional. Con el fin de darle carácter diferenciador al producto, se realizarán estudios de las propiedades del arándano, en particular en aquellas que contribuyen a la salud y bienestar.

Por último, el cuarto objetivo consiste en sensibilizar a la población sobre la necesidad de aprender, de trabajar juntos, siendo la unión el medio y el fin de este proyecto. Se trata de conseguir que se valoren las oportunidades de desarrollo económico  dentro de un desarrollo sostenible y con valores de responsabilidad, respeto y pasión por nuestra tierra.

Las actuaciones del proyecto se estructuran en cinco fases, siendo la primera de investigación. En ella se llevan a cabo la coordinación de labores, la preparación de los ensayos de soluciones fertilizantes y la evaluación de nuevos cultivares de arándanos al aire libre y de frambuesa, mora y grosella en invernadero. Además contempla el seguimiento agronómico en campo de los ensayos planteados.

La segunda es la fase de responsabilidad social, sensibilización, información y participación. En ella se llevarán a cabo reuniones con los grupos de interés del territorio, así como actividades dirigidas a la ciudadanía, como visitas guiadas a las parcelas de cultivo, charlas escolares, talleres de emprendedores o la posibilidad de puesta en marcha de un aula de interpretación.

La producción primaria constituye la tercera fase. En este sentido ya se han iniciado las actividades necesarias para la puesta en marcha del cultivo del arándano en la finca Arnao (Castropol). Las acciones pendientes comprenden todas aquellas dirigidas al desarrollo de ésta y el inicio del resto de plantaciones bajo invernadero, y cosecha de las mismas para su comercialización.

En la cuarta fase se busca la fidelización de clientes a través del uso de nuevas tecnologías y la creación de nuevos modelos de redes sociales. A través de la creación de una plataforma web, el consumidor final podrá trazar todo el proceso productivo, desde el cultivo en campo hasta su compra en el punto de venta. En cuanto a la red social, cuyo principal objetivo es el marketing directo, se buscará la participación activa de los consumidores.

La quinta fase y final del proyecto es la transferencia de resultados. En ella está prevista la elaboración de guías de cultivo y publicaciones con los resultados del proyecto, jornadas de transferencia y, la continuidad del apoyo y asesoramiento a los productores.

Con la ejecución del presente proyecto piloto se conseguirán diversos beneficios para el medio ambiente, además de poner en valor los recursos naturales propios de la zona y no explotados hasta la actualidad. Por un lado se conseguirá la recuperación de zonas de cultivo abandonadas, aprovechándolas para la producción de pequeños frutos del bosque, propios de la zona y que favorecen la conservación del suelo, limitan la erosión y sirven de alimento para algunas especies de fauna. Por otra parte, sensibilizando la población con su entorno se disminuyen los impactos y se mejora el medio natural.

Finalmente, serán muchos los sectores de población los que se beneficien del proyecto. Además de los profesionales del sector, se tendrá siempre en cuenta la perspectiva de género de todas las actividades y se prestará un especial apoyo a los jóvenes, como base para la fijación de la población en el territorio.

 

Presupuesto Subvencionado: 885.225,00 €