Patrimonio religioso Patrimonio religioso

Iglesia Parroquial de San Esteban de Barres

La Iglesia Parroquial de San Esteba construida sobre un mortuorio romano, actualmente de planta de cruz latina y de una sola nave, que con el tiempo fue aumentando hasta alcanzar la forma actual. Así en su origen era únicamente la nave central.

En 1639 se le añadió la capilla que se sitúa en el lado de la epístola y se consagró a San Pedro, por ser el patrón de los marineros, existe una inscripción que lo recuerda. En 1740 se le incorpora a la iglesia la voluminosa espadaña construida con sillares de granito y ornamentada con diferentes molduras, formas piramidales y esféricas y un arco de medio punto de donde penden dos campanas, una de 1749 y la otra nueva, fundida en bronce en 1996. La campana sustituida se conserva en la capilla del muro del evangelio.

La fachada principal, puerta de entrada con arco de medio punto y ornamentación en forma almohadillada, en el hastial se observa un óculo de derrame interno. Posteriormente se le fueron añadiendo los diferentes habitáculos como dos atrios cerrados con antepechos y arcos de mampostería y dos sacristías.

La iglesia es de nave única, con suelo de losas de pizarra. Bóveda de medio cañón, separada por tres arcos fajones, sin embargo los arcos que dan acceso a las capillas laterales son de medio punto en sillería de arenisca (la de San Pedro en el muro de la Epístola y de la Virgen del Rosario en el muro del Evangelio).

El Presbiterio se le añadió probablemente a finales del XIX, se observan dos arcos fajones separados por una saetera de derrame interno con una inscripción dedicada a Sor Ana Mª de la Concepción a la que según la tradición se le apareció la Virgen en el año 1600. En la nave se puede observar un púlpito de piedra granítica cerrada con cerrajería de hierro forjado y apoyado sobre una columna de estilo toscano.

La Pila bautismal, de gran volumen que obliga a que el muro del evangelio donde está construida sea ovalado, está construida en granito y ornamentada con motivos vegetales.

El coro está montado en madera de castaño y en él se encuentra un sencillo órgano.

Los dos retablos de la nave y capillas son de estilo barroco, todos guardan imágenes del mismo estilo, ornamentados con columnas salomónicas y pilastras, con profusión de hojas de vides y diferentes relieves. La imagen de la nave estaba cerrada con cristal, la del lado del evangelio advocada a la Virgen de los Dolores y la de la epístola a la Virgen del Carmen. Sobre diferentes peanas: Sta. Rita, Sta. Bárbara y San Pancracio.

El retablo principal es de estilo neoclásico. En el centro San Esteban, patrón de la parroquia de Barres, acompañado de San Miguel, San Luis y San Francisco Javier. Sobre peanas el corazón de María y el Sagrado Corazón. En la capilla de San Pedro, la imagen de este sobre un barco, que sale en procesión cada 29 de, llevado por los feligreses haciendo el vaivén que imita una fuerte tempestad, hasta que llega felizmente a puerto.

La figura del Ecce Homo, encontrado por los marineros de Figueras en el mar y que parece que fue un mascarón de proa, su imagen se adorna con un tipo de flor que se cultiva solo para dicha ocasión, de color granate llamada Amaranthus hybridus.

El barco de San Pedro fue ofrenda del gremio de mareantes en el siglo XVIII, fragata colocada sobre un palanquín, con un San Pedro apoyado en el palo mayor, realizada por los carpinteros de Ribera de la Linera.

Fotografía de la Iglesia Parroquial de San Esteban de Barres